banner gobierno regional de La Libertad César Acuña Publicidad

Centro de Salud de Wichanzao, escenario de una tragedia que se pudo evitar

Paradógicamente, el centro de salud de Wichanzao se ubica junto al colegio donde estudiaba la menor de 9 años que el último martes murió producto de dengue hemorrágico. La niña había acudido con su padre hasta en tres ocasiones, pero en todas fue dada de alta por los médicos, pese a que presentaba síntomas graves de la enfermedad.

Tras esta lamentable muerte, vecinos de La Esperanza se encuentran preocupados y enojados por la situación crítica del centro de salud de Wichanzao. Según las personas que viven en este sector y se atienden en ese establecimiento de salud, ahí solo trabaja un médico por día y este no se da abasto para tratar a todos los pacientes que llegan ahí con diferentes dolencias.

Este es el centro de Salud de Wichanzao, donde falleció la niña de 9 años (Foto: Hernán Flores)

Una madre de familia indicó que su hija lleva varios días con fiebre, pero que en el centro de salud solo le han dado paracetamol y no le han realizados los análisis para descartar dengue. Eso les preocupa mucho, sobre todo ahora que una niña falleció por una posible negligencia en este centro de salud.

Otra paciente de Wichanzao afirmó que tiene tres meses de operada y que no ha podido pasar por ginecología para su control. Dice que en el Hospital Jerusalén no le admiten su referencia y que debe hacer su trámite en el cuestionado centro de salud de Wichanzao.

Los vecinos aseguran que no reciben una buena atención por parte del personal de salud. Hacen esperar a los pacientes en emergencia, los mandan a sus casas pese a que presentan estados de salud delicados, entre otras circunstancias criticables.

Centro de salud de Wichanzao
Este es el centro de salud de Wichanzao. Su ambulancia es antigua (Foto: Hernán Flores)

La población pide que este centro reciba mantenimiento y mejoras en la infraestructura; además que instalen médicos especialistas en diferentes rubros como pediatría, ginecología, medicina interna y otras especialidades.

Otro de los que criticó duramente al hospital es Malaquías Chiguala, padre de la menor fallecida, quien relató el paso a paso de cómo su hija llegó al centro de salud de Wichanzao hasta en tres ocasiones, con síntomas de dengue hemorrágico (vómitos, fiebre alta, dolor de cuerpo, etc), y pese a ello le dieron de alta. Solo la atención de emergencia cuando la niña llegó sangrando y convulsionando. Ya era muy tarde. La niña murió en los manos de los médicos.

ACCIONES EN EL CENTRO DE SALUD DE WICHANZAO

Ante la indignante denuncia de negligencia médica, hasta el lugar llegó el gobernador regional de La Libertad, César Acuña, quien admitió que en este establecimiento se cometií negligencia médica y que por ella se iba a investigar el caso para sancionar a los responsables.

“Indigna que un médico, que tiene que cuidar la vida de una persona, sea tan inhumano, no puede ser que, a una niña, que estaba muriendo, no le dieran atención inmediata y lo peor, que, si sabían que no estaban en condiciones de atenderla, ¿por qué no lo trasladaron rápido al Hospital Regional de Trujillo?», dijo.

Tras su declaración, Acuña anunció la destitución de la directora del centro de salud y encargó el puesto al director de la Unidad Territorial de Salud N° 06, David Gutiérrez, quien reorganizará el establecimiento de Wichanzao ante la falta de planificación y ordenamiento, que son barreras para una buena atención a los pacientes.

Diferente de lo que afirman las personas que se atienden en el centro de salud de Wichanzao, este establecimient, dijo Acuña, cuenta 15 enfermeras, 9 médicos, 12 obstetras y personal auxiliar, una cifra que el gobernador consideró como suficiente para funcionar bien. En su opinión, lo que falta es orden y planificación y por ello ordenó la restructuración del centro. «Hay que controlar que los médicos trabajen y trabajen bien, cumpliendo sus turnos», añadió la autoridad regional.

MÁS INFORMACIÓN
NOTICIAS RECIENTES